Es un lugar que ofrece el servicio de alojamiento particularmente alentando a las actividades al aire libre y el intercambio cultural.

En un albergue los huéspedes rentan una cama (muchas veces en literas) en un dormitorio que comparte baño, cocina y salones comunes. Los beneficios de un albergue son que tiene un precio muy inferior a otros tipos de equipamientos como los hoteles, y que es más fácil relacionarse con otros huéspedes que usualmente provienen de todas partes del mundo. Anteriormente en los albergues se imponían limites de edades pero en la actualidad tanto jóvenes como adultos se pueden alojar en estos, aunque el mayor número de usuarios son los que tiene edades que van desde los 18 y 26 años.

Debido a los tantos espacios comunes que suelen haber, se puede dar la problemática del extravió de las pertenencias personales, sin embargo la mayoría de albergues disponen de casilleros o taquillas donde se pueden guardar los objetos de valor que el huésped quiera mantener seguros.

Las habitaciones de los albergues varían dependiendo del establecimiento pero algunas de las características más comunes son:

  • Las habitaciones varían de tamaño, pero en general van de cuatro a veinte camas que usualmente se encuentran en literas.
  • Algunas habitaciones poseen baño privado, que consiste en lavabo, váter y ducha, aunque hay otros albergues que  también poseen estos servicios en forma conjunta que se suelen encontrar no muy lejos de las habitaciones.
  • Algunos albergues poseen cocinas comunes donde los huéspedes pueden elaborar alimentos. También hay los cuales poseen pequeños restaurante o bares y maquinas de vending.
  • La mayoría ofrecen sabanas, toallas y utensilios de limpieza por un cargo extra.

Actualmente los albergues se encuentran agrupados a través de Hosteling international (HI), que es una asociación sin ánimos de lucro compuesta por más de 90 asociaciones diferentes  que constan de 4,000 albergues en 80 países diferentes alrededor del mundo.

Los albergues asociados a HI (hosteling international) poseen las características que son económicos y que se puede acceder a ellos individualmente o en grupos. Las instalaciones ofrecen diferentes opciones de alojamiento y ofertan dormitorios de distintos tamaños y disponen de habitaciones dobles, triples, o múltiples, que usualmente se separan por sexo. Algunos de los servicios que ofrecen estos albergues, en algunos casos es la manutención, pero para poder utilizarlo es necesaria la colaboración de la persona usuaria, por ejemplo: si vas a comer en el albergue debes colocar la mesa o servir la comida, etc.

Otras características, es que en algunos de los albergues es obligatorio llevar saco de dormir o sabanas. Otros albergues establecen una serie de normas, entre otras están horarios de apertura y cierre, de modo que no se puede acceder al establecimiento si no es en un horario establecido.

En España, existen actualmente 230 albergues representados por la REAJ (red española de albergues juveniles), para alojarse en estos debes poseer un carnet de miembro, que puede ser utilizado en los albergues nacionales e internacionales.

Los albergues españoles son muy reconocidos a nivel mundial y cubre los principales destinos y ciudades más importantes de España. La mayoría de estos albergues se encuentran en localidades que ofrecen amplias posibilidades para la práctica de actividades recreativas y deportivas al aire libre, o de realizar actividades culturales y medioambientales.

En casi todos los albergues hay salones comunes para ver TV o acceder a internet, así mismo salones para realizar reuniones o talleres.

FUENTE: Tesis elaborada por mi de fuentes varias